Tipos de instalación de paneles solares Estado de México

  • -
paneles solares Estado de Mexico

El uso de paneles solares Estado de México ha ido en aumento en los últimos 10 años, sin embargo, aún  es mucha la labor que se debe hacer para poder hacer que estos sistemas representen una parte importante del total de la energía que se utiliza en el estado y en el país en general. Actualmente la energía solar representa menos del 5% del total de la energía instalada en nuestro país, lo que significa que siguen siendo pocos los usuarios que se han pasado a utilizar éstas tecnologías.

La contaminación es uno de los principales problemas que tenemos hoy en día en nuestro planeta, la cual afecta en gran medida a nuestro medio ambiente. Uno de los principales contaminantes que tenemos en nuestro planeta es el CO2, y este es generado principalmente cuando se queman combustibles provenientes de hidrocarburos para generar energía.

Los combustibles fósiles más comunes, que generan miles de toneladas de CO2 al año en nuestro medio ambiente son el petróleo, el carbón y el gas, los cuales se emplean en miles de procesos que los convierten en energías. Sin embargo, es posible reemplazar estos combustibles fósiles por nuevas tecnologías que son mucho más “amigables” con el medio ambiente. Una de estas tecnologías comprende celdas de silicio, las cuales permiten la transformación de la radiación solar en energía eléctrica; al conjunto de estas celdas se le denomina paneles solares o paneles fotovoltaicos.

Los motivos por los cuales no se instalan muchos paneles solares Estado de México son diversos, pero los principales son por el desconocimiento de los sistemas fotovoltaicos, por el desinterés de estas tecnologías, por la falta de confianza en los paneles solares y también por el alto costo que tiene la inversión inicial de ellos.

Uno de los principales motivos por los que la gente invierte en paneles solares, es porque quieren dejar de pagar miles de pesos a la Comisión Federal de Electricidad. A mucha gente no le importa si contribuyen a la mejora del medio ambiente o no; ellos solo quieren ahorrar la mayor cantidad de dinero posible. Muchas personas que tienen un alto poder adquisitivo han encontrado, en los sistemas fotovoltaicos interconectados a la red de CFE, una gran inversión que les reditúa grandes cantidades de dinero a mediano y largo plazo.

Los usuarios a los que les conviene tener estos sistemas son aquellos que se encuentran en tarifas como la DAC (De Alto Consumo) y la PDBT (Pequeña Demanda Baja Tensión, anteriormente llamada tarifa 02), ya que es a ellos a quien CFE les cobra más cara la electricidad y aparte no les dan ningún aporte gubernamental.

En un hogar que se encuentra en tarifa DAC y donde pagan $5,000.00 al bimestre, pueden comprar paneles solares y tener un retorno de su inversión en menos de 3.5 años, ya que al dejar de pagar miles de pesos, el sistema se termina pagando a mediano plazo y todo el ahorro que resulte en el periodo de vida que duren los paneles solares, termina siendo una inversión bastante considerable.

Cuando alguien quiere instalar paneles solares Estado de México, lo puede hacer de tres maneras: poniendo un sistema aislado, un sistema interconectado a la red o un sistema híbrido.

El sistema aislado básicamente es una conexión de paneles solares que almacenan la energía, generada durante las horas de sol en un banco de baterías para su uso en condiciones donde generalmente no existe el servicio de energía eléctrica. La ventaja que tiene es que no necesita de la luz de CFE para poder funcionar, pero su desventaja es que si el usuario demanda más energía de la que puede entregar el sistema, entonces se quedará sin luz.

Un sistema interconectado a la red, se describe como un sistema que funciona en conjunto o a la par con el proveedor de energía eléctrica (en este caso es CFE). Tiene la ventaja de que si el usuario demanda más energía de la que puede producir el sistema, entonces dicha energía faltante la tomará de la red de CFE, pero su desventaja es que si se va la luz de CFE, entonces el sistema también deja de enviar energía al sitio.

Un sistema híbrido es un sistema que trabaja en conjunto con la red de CFE, pero que también tiene la capacidad de trabajar sin la necesidad de que exista otra fuente de energía que no sean los paneles solares. De esta manera, si se va la luz de CFE, el sistema sigue funcionando y proveyendo de energía al sitio.

De los tres sistemas, el más recomendado para instalar es el sistema interconectado a la red, ya que resulta ser mucho más económico que los otros dos y aparte su mantenimiento es mucho menor. En el sistema aislado y en el sistema híbrido se utilizan baterías, las cuales hacen que el precio del proyecto se eleve hasta en un 300%, aparte de que necesitan un mantenimiento más complicado y se deben reemplazar cada ciertos años para que el sistema se mantenga en buenas condiciones; caso contrario de los sistemas interconectados, donde la red de CFE funge como un banco de baterías, abaratando el sistema, y no es necesario estar dando un mantenimiento complicado.

Para poder instalar paneles solares Estado de México con un sistema interconectado a la red, es necesario seguir conectados con CFE, ya que son ellos quienes nos proporcionan sus instalaciones para poder almacenar la energía sobrante que genere el sistema fotovoltaico, a su vez que CFE es quien nos da energía eléctrica en caso de que los paneles solares no sean suficientes para abastecer la demanda del usuario.

Si un usuario de Comisión Federal de Electricidad quiere poner paneles solares, será necesario tramitar un permiso especial para poder lograr esto y deberá buscar una empresa calificada como Energeka, para que sean ellos quienes se encarguen de realizar dichos trámites y poder hacer la correcta instalación y de esta manera no tener problemas a la hora de poner a funcionar el sistema.