Paneles solares estado de México

¿Por qué instalar paneles solares Estado de México? Uno de los principales problemas que tenemos actualmente a nivel mundial, es la contaminación del medio ambiente, principalmente por el uso y quema de hidrocarburos, lo cual genera miles de toneladas de CO2 al año. Las principales fuentes contaminantes son la quema de carbón, uso del petróleo, entre otras, pero muchas de estas fuentes contaminantes pueden ser reemplazadas parcialmente o en su totalidad por otras fuentes de energía, denominadas energías limpias y también conocidas como energías renovables. Una de las principales fuentes renovables es el sol, y dentro de ella se involucran la energía solar térmica y la energía solar fotovoltaica.

Para aprovechar la energía solar fotovoltaica, se utilizan las celdas de silicio que captan la radiación solar y la transforman en energía eléctrica para que pueda ser utilizada de manera convencional. En conjunto, estas celdas forman un arreglo para convertirse en un panel solar, que es el aparato que se instala en las casas, negocios, empresas, etc., para captar la energía solar, convertirla en energía eléctrica y aprovecharla en las instalaciones.

En México, la implementación de energías renovables ha ido en crecimiento, sin embargo, el porcentaje de consumo por energías renovables del total de la energía que se consume en el país, aún es muy bajo, menos del 5% del total de la energía instalada en México.

Una de las principales energías renovables es la energía solar fotovoltaica, la cual también es una de las principales fuentes renovables utilizadas por usuarios que tienen una baja demanda de energía eléctrica en México.

Muchas personas desconocen realmente cómo funcionan los paneles solares, desconfían de ellos o tienen un completo desconocimiento del tema. Debido a esto, las instalaciones de paneles solares Estado de México no han tenido el impacto que se esperaría, sin embargo, también es cierto que la demanda de estos proyectos ha aumentado.

La cantidad de instalaciones de paneles solares en el Estado de México ha ido en aumento, principalmente porque la gente con alto poder adquisitivo ha encontrado en estas tecnologías una inversión segura y altamente rentable, ya que el tiempo de recuperación de la inversión en promedio oscila entre los 3 a 5 años, y el tiempo de vida de los paneles solares es de por lo menos 25 años, que es la garantía que ofrecen la mayoría de los fabricantes, lo que convierte a estos sistemas en una importante  adquisición para aquellas personas que se encuentran principalmente en tarifas como la DAC (De Alto Consumo) o la tarifa PDBT (Pequeña Demanda, Baja Tensión, anteriormente llamada tarifa 02).

La tarifa De Alto Consumo (DAC) es una tarifa que no cuenta con el subsidio del gobierno, y es una tarifa especial, ya que en realidad la tarifa que se contrata es la tarifa 01, pero cuando el usuario consume más de 500KWh en promedio bimestrales, durante un periodo de un año, es decir más de 3,000KWh anuales, entonces pierde el subsidio del gobierno y la tarifa 01 pasa a llamarse tarifa DAC y el pago de luz aumenta de una manera muy considerable.

La tarifa PDBT generalmente se implementa a negocios o establecimientos pequeños. Quienes se encuentran en esta tarifa también son excelentes candidatos para instalar paneles solares, y aunque esta tarifa es más económica que la DAC, sigue teniendo un precio elevado.

Existen otras tarifas, sin embargo, suelen tener un precio muy bajo por cada KWh, lo que resulta en tarifas poco rentables para instalar paneles solares, ya que el tiempo para recuperar la inversión se eleva mucho, superando los 10 años.

Teniendo en cuenta los datos de las diferentes tarifas, se puede decir que los candidatos potenciales para instalar paneles solares son aquellos que se encuentran en tarifas DAC o PDBT, como ya se había mencionado anteriormente, sin embargo también es importante recalcar que el gobierno federal busca que para el año 2019, las empresas generen un 5%, del total de la energía eléctrica que ellos consumen, con energías renovables. De esta manera ya no solo se instalan sistemas fotovoltaicos en casas residenciales y negocios, sino que también se instalan en las grandes empresas, donde anteriormente era muy complicado poner energías renovables, como paneles solares Estado de México, donde las grandes industrias no ponían atención a estas tecnologías.

Para instalar paneles solares Estado de México, y que estén interconectados con la red, es necesario hacer un trámite con Comisión Federal de Electricidad, ya que si se requiere un sistema de este tipo, se debe seguir siendo clientes de CFE. En caso de querer independizarse totalmente de CFE, se deberá entonces instalar un sistema denominado autónomo, sin embargo, estos sistemas son mucho más caros que un sistema interconectado a la red, principalmente porque los sistemas autónomos llevan un banco de baterías y esto resulta en elevar el costo del sistema a más del 300%.

Los sistemas interconectados tienen la gran ventaja de poder enviar la energía eléctrica a la red y que a su vez, CFE la contabilice para poder tomarla a cuenta de la energía eléctrica que el usuario estuvo consumiendo durante un periodo determinado. De esta manera, por ejemplo, si un usuario consumió 600KWh durante un bimestre, y envió a la red 400KWh en ese mismo periodo, entonces CFE solo le estará cobrando 200KWh, que resultan de hacer la diferencia entre el consumo del periodo menos la generación del periodo.

Cuando los usuarios instalan paneles solares, que estén interconectados a la red, se están ahorrando el precio de las baterías y de algunos otros componentes que integran un sistema autónomo. Además de este ahorro, los usuarios que se encontraban en tarifa DAC antes de instalar su sistema, pueden bajar del promedio de 500KWh bimestrales durante un año, es decir, que consuman menos de 3,000KWh anuales; esto quiere decir que tendrán nuevamente el subsidio del gobierno y sus recibos de luz llegarán mucho más bajos hablando monetariamente. Por ejemplo, si alguien que pagaba $3,500.00 al bimestre, instala un sistema interconectado para bajar sus consumos a la mitad (de 600KWh a 300KWh bimestrales), su recibo de luz estará llegando en promedio de $300.00, o sea más del 90% de ahorro, y esta es la ventaja de tener el subsidio del gobierno.

Existen instituciones que dan financiamientos para instalar proyectos de energías renovables. Si alguien quiere poner un sistema de paneles en el Estado de México, pueden recurrir a una organización como el FIDE (Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica), quienes apoyan con un financiamiento de hasta el 100% del costo del total del proyecto. La ventaja de estos financiamientos es que los usuarios pueden seguir pagando el mismo monto, pero en lugar de pagar a CFE, ahora lo estarán pagando a la institución que está financiando el proyecto, más o menos durante un periodo de 5 años; posteriormente a estos 5 años, la inversión del proyecto ya estará recuperada y todo el ahorro que se genere durante la vida útil de los paneles solares (por lo menos 25 años según las garantías de los fabricantes), será una utilidad para el usuario.

El gobierno también da incentivos a los negocios o empresas que quieran instalar sistemas de generación de energía a través de fuentes renovables. En 2017 se estuvo apoyando con el 14% del costo total del proyecto a fondo perdido, a todas aquellas empresas o negocios que quisieran instalar este tipo de tecnologías.

Otro punto a favor muy importante que tienen los paneles solares en comparación con otras fuentes de energía como generadores por gasolina o diésel, es que son sistemas totalmente silenciosos, muy seguros, fáciles de mantener y que aprovechan un espacio que pocas veces se ocupa (techo del lugar de instalación), además de dar una plusvalía al sitio donde se están poniendo.

Una de las desventajas que tienen los sistemas interconectados a la red, es que cuando se corta el suministro de energía eléctrica, entonces también deja de funcionar el sistema de paneles solares, ya que el inversor central o los microinversores, según sea el caso, funcionan únicamente cuando se energizan con la red de CFE. Sin embargo, son mucho más las ventajas que tienen estos sistemas en comparación a los sistemas autónomos.

Otro inconveniente que se presenta con los paneles solares en general, es que la mayor parte de la población en México no cuenta con los recursos suficientes para comprar estos sistemas y que les sean rentables. La mayoría de quienes compran paneles solares son personas con un alto poder adquisitivo, ya que el precio mínimo para adquirir un sistema de estos, generalmente es de $50,000.00 para un sistema interconectado.

En conclusión, la instalación de sistemas fotovoltaicos se ha vuelto altamente rentable para aquellos usuarios de CFE que se encuentran en tarifas donde pagan mucho por KWh, es decir tarifa DAC y tarifa 02, pero también es cierto que se debe hacer una inversión inicial elevada, y es por ello que no todos los usuarios que están en éstas tarifas son capaces de poder adquirir un proyecto de éste tipo.

Además, quienes instalan paneles solares Estado de México, no solo están ahorrando una gran cantidad de dinero, sino que también están contribuyendo a no emitir grandes cantidades de CO2 al ambiente y mejorar la calidad del entorno donde viven.