Celdas solares en México

celdas solares en mexico

Las celdas solares en México están hechas a base de dispositivos semiconductores de estado sólido. Estos captan la energía que proviene de la luz solar y la transforman en energía de corriente directa. El módulo solar es el conjunto de celdas.

A nivel internacional, los módulos solares han marcado una tendencia de crecimiento, como consecuencia de grandes proyectos de plantas solares instaladas y proyectadas para los próximos años, que se han generado a partir de políticas nacionales e internacionales.

El mundo está atravesando por una revolución energética de la que pocos han notado. En el año 2016, gracias a las subastas de energía que se han llevado en México, el precio por kilowatt-hora (KWh) cayó 3 centavos. Se estima que las energías renovables en especial la energía solar crezca 1.000 GW para 2022, marcando una nueva etapa de generación de energía.

La energía solar ha sido tema para considerar en los gobiernos. A nivel mundial, se han implementado medidas para desarrollarla e implementarla para servicios  domésticos, comerciales e industriales. El desarrollo de esta tecnología promete ser un factor decisivo en la generación de energía eléctrica en todo el mundo.

Los tres países con mayor producción de energía solar registrados en junio 2017 son: China, con 130.4 GW de potencia instalada, y tiene la meta de suministrar el 20% de su energía a través de fuentes renovables para el 2030. Estados Unidos, con 85.3 GW, cuenta con las ventajas tecnológicas y ambientales para el desarrollo de la energía solar. Y Japón, con 63.3 GW, que fueron los pioneros en desarrollar energía solar a gran escala, esperan cubrir el 10% de la demanda de energía para 2050.

El crecimiento de producción solar se desarrolló a partir del 2015 con la construcción de plantas solares para la generación de energía eléctrica, esta acción obligó a marcar precios competitivos en varios países.

Situación actual en México

A pesar de que México es un país privilegiado, que cuenta con una irradiación solar media de 6.36 KWh/m2 por día, con capacidad para instalar más de 1,800 GW de generación, no se posiciona dentro de los primeros países con producción de energía solar.

La capacidad instalada a través de celdas solares en México en 2015 era de 190.3 MW, de los cuales 56 MW representaban las plantas solares instaladas en el norte del país, sin embargo en el 2016 la Secretaría de Energía (SENER) reportó que México generó el 20.31% de su energía eléctrica con fuentes limpias, de las cuales la energía solar aporta el 0.53% de la capacidad total del país, se esperaba que a finales del 2017 tuviera un crecimiento del 28% respecto al 2016.

Se estima un aumento de la participación de la energía solar debido a las mejoras en el desarrollo en los procesos de elaboración de  celdas solares en México y el mundo. Se ve reflejado en la futura implementación de centrales solares y generación distribuida.

El pronóstico para el año 2030 es tener una capacidad instalada de 7.7 GW (reporta el Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional). La meta planteada se llevará a cabo a través de la construcción de plantas solares. Para la edificación de ellas, se realizaron dos subastas del mercado eléctrico a largo plazo, las empresas que obtuvieron los proyectos relevantes son:

  • Enel Green Power (EGP) se adjudicó 2.250 GWh repartidos en los estados de Coahuila y Guanajuato.
  • Canadian Solar se adjudicó un proyecto de 63 MW para desarrollar en Guanajuato.
  • Jinko Solar se adjudicó proyectos que suman los 170 MW y serán desarrollados por SolarCentury.

La segunda subasta eléctrica tiene como resultados relevantes los siguientes puntos:

  • Acciona en conjunto con Tuto Energy, se adjudicaron proyectos por 227 MW en Sonora.
  • Green Energy, compañía española se adjudicó un proyecto de 30 MW, en Guanajuato.
  • La subsidiaria mexicana de la compañía francesa EDF Energies Nouvelles se adjudicó un proyecto de 90 MW en Guaymas Sonora.
  • IEnova subsidiaria de la empresa estadounidense Sempra Energy reportó dos proyectos acumulados por 141 MW para los estados de Baja California y Aguascailentes.

Con la implementación de la Reforma Energética se permitió la venta de excedentes a todo tipo de usuario, con esto la energía excedente que obtengan del sistema solar la pueden vender a CFE bajo el contrato de interconexión a pequeña escala, especificando la opción de “Net Billing”, el esquema que proponen es la compra-venta uno a uno, es decir cuando se inyecta un Kilowatt hora a la red, CFE paga completo por ese Kilowatt hora. A primera vista se escucha atractivo, el único detalle se encuentra en el precio de compra, CFE vende un KWh a usuarios de alto consumo a 3.8 pesos más IVA y CFE compra los excedentes a precio de Mercado Local, es decir a una tercera parte.

La Reforma Energética en México reorganizó a Comisión Federal de Electricidad (CFE) institución encargada de administrar y suministrar la energía se dividió en varias empresas y permitió que varias instituciones se involucraran en la regulación del recurso.

La división de las empresas busca potencializar el desarrollo de celdas solares en México, en conjunto con las siguientes instituciones:

  • Secretaría de Energía-SENER: Encargada de promover el uso eficiente de la energía basada en el marco constitucional para garantizar el suministro de energía de alta calidad, competitivo, sustentable y económicamente viable para la población.
  • Comisión Reguladora de Energía-CRE: Dependencia encargada de la Administración Pública Federal con carácter de Órgano Regulador Coordinado en Materia Energética. La CRE juega un papel importante, ya que es la encargada de diseñar el esquema tarifario, para lo cual debe tomar en cuenta la recuperación de todos los costos de transmisión, distribución, operación del CENACE, operación del suministrador de Servicios Básicos, servicios conexos y el costo de generación. Para verificar los esquemas, la CRE debe publicar la metodología de cálculo,
  • Centro Nacional de Control de Energía-CENACE: Organismo público descentralizado cuyo objetivo es ejercer el control operativo del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), la operación del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) y garantizar imparcialidad en el acceso a la Red Nacional de Transmisión (RNT) y a las Redes Generales de Distribución (RGD).

Según la SENER, para el año 2024 México piensa cubrir el 43 % de la generación de energía a través de energías limpias, refiriéndose a la energía eólica y energía solar, las acciones a seguir son las subastas eléctricas que se implementaron para impulsar el uso de energías renovables.

México es un país privilegiado, ideal para atraer inversiones en energía solar, su ubicación geográfica permite las condiciones idóneas para lograr el éxito en el funcionamiento de los sistemas solares.

Uno de los factores que detiene el crecimiento de las celdas solares en México es la creencia de los costos elevados en la producción de energía y los escasos  programas de financiamiento.

Actualmente los costos han bajado, lo que ha vuelto accesible la adquisición de un sistema pequeño, grande o a gran escala. La ventaja más grande de los sistemas solares es el poco mantenimiento que necesitan a lo largo de los 25 años de vida útil del sistema.

Los usuarios que son candidatos a celdas solares son clientes que se encuentran en la tarifa de Alto Consumo (DAC) y clientes en tarifa comercial (02) para ellos la adquisición de un sistema solar es rentable, debido a que el retorno de inversión es de 4 años en promedio.

Uno de los incentivos más grandes que ha puesto el gobierno es la deducción de impuestos en la compra de estos sistemas solares. Según la Ley de Impuestos Sobre la Renta, una factura donde demuestre que obtuviste un sistema de energía renovable, puede ser 100% deducible, con esto los usuarios se ven doblemente beneficiados.

Otro de los programas que se ha puesto en marcha es el financiamiento a través del Fideicomiso para el ahorro de Energía (FIDE), es un fideicomiso privado sin fines de lucro, se dedica a promover proyectos de Ahorro de Energía y uso eficiente de la energía.

FIDE promueve la instalación de celdas solares en México financiando a usuarios que se encuentran en tarifa DAC, tarifa 02 incluso tarifas de media tensión como son OM, HM, otorgando créditos para pagar en 5 años, sin enganche, entre los requisitos más destacados son no tener adeudos ante CFE y no estar en buró de crédito, el objetivo de este programa es que el usuario no se descapitalice, pagando cada mensualidad con los ahorros acumulados.

Estos programas se han puesto en marcha para impulsar el crecimiento de los sistemas solares para neutralizar el Cambio Climático, que sigue siendo el objetivo a nivel mundial que ha planteado el Protocolo de Kioto y la Estrategia Americana del Cambio Climático.

Sin embargo, la mirada hacia las fuentes de energía renovable por parte del gobierno no es suficiente, México tendrá que dar un impulso acelerado e implementar nuevas formas de generación de energía.  En especial la energía fotovoltaica tiende a ser más económica, no obstante, las celdas solares en México no tienen avances suficientes para el enfrentar el siguiente paso.

Es importante definir las políticas energéticas de nuestro país e implementar leyes que nos orienten al desarrollo, producción y uso de los sistemas fotovoltaicos.